martes, diciembre 29, 2009

Entendido el mensaje y dispuesta a navegar



"los convoco a navegar a toda vela
y sepultar al mundo nuevo con sus letras,
proyectiles de la inteligencia y la sensibilidad"

(Álvaro Ancona)

Subir anclas
y con el viento a favor
navegar juntos por este mar de poesía.
Levantemos las voces en novísimos cantos,
acurrucados en la misma nave de un poema.
Hagamos con el vocablo amor un adagio de olas.
Un oceánico encuentro, paraíso de verbos en acción.
Miremos al sol asomar su nariz sobre el océano,
levantarse hasta el cenit y regocijarnos en él
y su maravillosa cabellera de luz…
Hasta llegar al ocaso,
donde bailando se recuesta sobre el mar
con una nana en los labios...
Asistamos a la fiesta del camino,
bordado de estacionarias flores
que evocan versos heptasílabos
o sonetillos de fe y esperanza
o versos libres como el viento…
Por los riscos de la imaginación corramos
y avisemos al mundo que la palabra
puede tener cuatro letras, no más…
Alma
Motivos
Orgullo
Redención…
Y en la belleza de los fiordos
reconozcamos que se puede llegar a juntar
millares de sentimientos, de voces, de letras
en un solo brillo…

Antonietta Valentina
2009

miércoles, diciembre 09, 2009

Soy




Soy esa mujer que busca espacios.
En soledad va abriéndose caminos
y suspira profundo muy dentro
con una sonrisa halada y mutis en los labios…

Soy esa, que busca instantes
para abrazar al sol y dejarse.
Soy peregrina que de una flor
se nutre y de su aroma se embebe…
Del vuelo de las aves alarga su mirada
y en la inmensidad celeste se extasía
agradece ese don de poder mirar
todo lo que acontece en los espacios naturales…

Sí,poder mirar, oír, tocar, saborear naturaleza viva.
No hace falta nada más, sólo dejarse embrujar
sólo dejarse cautivar en instantes supremos…

Soy esa que de la lluvia hace jolgorio,
cuando suavemente cae y cae y baña…
Baña mi piel, baña los valles, los ríos
los mares, las copas de los árboles
(mis amigos infinitos)…
Soy, simplemente un híbrido
Pájaro-mariposa, libre, libre
como el viento y la marea.

Soy esa niña que moraba en un árbol
la misma que se escondía en la hierba
y mirando al cielo imaginaba ser princesa.
De la que he aprendido a vivir y a soñar,
a guardar muy dentro todos los sueños,
los que se han realizado y los que aún espero…



Antonietta Valentina
2009

miércoles, noviembre 18, 2009

La imperfección de lo perfecto



Donde lo imperfecto pinta tonos de lejanía
añil suspiro, distancia, hielo.
Donde descubro la soledad colectiva
como puñales auditivos que se encierran.
Si pudiera retroceder y rehacer
Si pudiera al menos,
entregar un corazón más grande que mi mano
y estoy silenciosa, solo recuerdo, recuerdo…
y ni humedades se asoman en mis ojos.
Vago, por la ciudad de mis sombras
por los linderos de mis huesos furtivos.
Navego en la perfección de los recuerdos
y cuando aterrizo al presente, encuentro crueles
los espasmos de la imperfección.
Blanco plumaje impertérrito,
hipnotizada de rodeos pueriles.
Me deslizo entre las sábanas del desencanto
y callo, porque es mejor el silencio
que la palabra que se estrella hiriendo.
Y somos un mar de soledades, un mar de ternuras
que por espacios se alejan y silencian.
Parece que olvidamos caricias y gestos
que mantienen las pieles impolutas
y desconocemos un día cualquiera
la llave maestra que abre nuestro corazón
y reconcilia.


Antonietta Valentina
2009

Eterno





Desde estos ojos plácidos y vagabundos
he visto salir palomas blancas de tu pecho
y entrar al mío emocionadas, con el mismo anhelo
silbando flores, cosechando tantas ilusiones
haciendo poesía en cada pedazo de aurora

he sentido mis labios y los tuyos,
abiertos como alondras
recitando besos y secretos en la intimidad
empeñados en dejar puñados de querencia
racimos de esperanzas y jazmines blancos
también deseos fugaces de luceros

somos dueños de esta ventana
donde entra el paraíso a saludarnos
somos dueños de esta luz que nos inquieta
y de fragmentos de universo y de pasión
dueños de instantes que se doblegan
porque amor, amor, es dejarse como el agua mansa
entregarse, poseerse, desmayar en nuestros brazos
hacernos imperiosamente necesarios
extendernos en el deseo y envolvernos

somos dueños de romper reglas y rutinas
y correr como el río que hacia el mar llega
a reposarse y ser comienzo sin final

somos como el mar que entre ola y ola
verso y espuma
se eterniza con el cielo y no se cansa nunca.

Antonietta Valentina
2009

En mi boca de primavera

En mi boca de primavera




Puedo presentir y decir
cuando llegan las flores
al punto de máxima existencia.
Cuando los aromas a campo,
y paraíso nos alcanzan y acarician
y soñamos despiertos estas melodías.
Cuando digo tu nombre
se elevan las aves hacia el azul,
infinito espacio donde hacemos nido.
Cuando te nombro entre suspiros,
entra el alba por la ventana y todo,
todo, se impregna de rocío,
hasta estas manos que bordan
nuestra hamaca de tulipanes.
Allí, en la cavidad donde todos mis sueños
se pronuncian, está la primavera eterna
susurrando millones de besos.

Antonietta valentina

2009

miércoles, noviembre 11, 2009

Poema sin hacer (Miradas)



Es una mirada al florecer, a la existencia
Un repaso a todos los confines
que en mi memoria laten de constante,
es una gracia grabada en mis ojos:
Mirada de mar embravecido
Mirada de corales y arrecifes
Mirada de ola y de bahía
Mirada de flor, cayena, enredadera
Mirada de sabana y de llanura
de mastranto y yerbabuena
Mirada al infinito cielo, mirada de utopía
Mirada de sueños en la arena
Mirada de médanos, de amanecer
Mirada de roca que golpea la ola
mientras en la playa se mecen las palmeras
en el esplendoroso ocaso
Mirada de delfín y alga marina
Mirada de aguas, de lluvia
de torrencial aguacero y de garúa
Mirada de montaña y de planicies
mirada de simas y de cimas
Mirada de sol asomando sus cabellos
pariendo el día
Mirada de pájaro cantor
Mirada de tormenta, de musgo y de manglar
Mirada de trigo y de rosal
Mirada de primavera y tulipán
Mirada de verano y besos del sol
Mirada de mariposa, mirada de gavilán
Mirada de campo minado de margaritas
Mirada de río, de manantial
Mirada de pez, mirada de volcán
Mirada de luna, de árbol
Mirada de cedro, mirada de pinar
Mirada azul, azul de mar
Mirada de nube y de pradera
Mirada verde, verdes mis ojos de mirada natural
Mirada polar, mirada ecuatorial
Mirada de los siete mares, mirada de Caribe
de mediterráneo
Mirada de solsticio, mirada de sueños
Mirada de inviernos boreales
Mirada de equinoccios
Mirada de pan, mirada sin fronteras
Mirada de cocoteros y castaños
Mirada de plumas, mirada salvaje
Mirada de poeta, mirada hechicera
Mirada de realidad, de amor
Mirada de Gaia, mirada de Tierra…
Mirada infinita, mirada exterior

viernes, octubre 16, 2009

De ellos y para ellos






Son estas letras, propiedad vegetal
a ellos escribo, porque a ellos amo.
A ellos admiro y de ellos me nutro
en su armonía, en su energía me envuelvo...

Quizás parezca demencial, ocupar mi tiempo
o la mirada que se extasía, cuando
imponentes se hacen a mi presencia
o yo me hago a ellos presente...

Están aquí, en mi cuidad tan bella
ausentes de toda la miseria humana.
Segura estoy que diligencian su energía
sin que nos demos cuenta, para la paz...

Porque aman la paz, el cielo claro
donde de cara al sol se regocijan...

Están allí de cara al cielo y de la lluvia
se riegan y se embeben, se emborrachan
en la frescura del agua que precipita...

Recuerdo mi infancia y concluyo
que me han acompañado siempre
donde quiera que voy y mis letras
a veces, son arrullos de sol y de sombra
de tierra y aire, de viento y de mar...

Árboles, señores míos, una vez más
evoco ese nombre que los define
y mi ternura se hace sonrisa solitaria
buscando siempre la armonía de sus cuerpos
para recrearme y quedarme en un diálogo
de amor...


Antonietta Valentina
2009

Poema Incompleto





Al parecer, debo esperar
dentro de mí, que amaine
este cansancio que no deja de estar.
Un apagado respiro y la mirada
distraída, triste, meditabunda y solemne.
En la garganta, un mudo lamento atragantado
como si las aves quisieran extinguirme.
En el rostro, una sonrisa rota y desencajada
como queriendo ser yo y no poder.
Me desdibujo y no respiro,
es esta nostalgia con que he nacido
que se alborota por momentos.
Y, busco la música para enriquecerme
no sé, llenarme de algo vivo,
porque siento que muero muy dentro,
de a poquito…
Todo estorba, todo es escombro
todo se represa en el alma que llevo
atrapada y melancólica.
Al final, sé que todo se convierte
porque soy un corazón palpitando,
mariposa que busca las manos del sol,
los rizos del tiempo y la caricia que parecía
abandonada, pero permanece quieta esperándome.
Por el momento, dejo un poema incompleto
en un pedazo de papel roto que he tomado
en cualquier cajón de recuerdos...

Antonietta Valentina
2009

Another realm




Esta noche, de luna escondida
entre faenas e inconformidades,
tomo estas imágenes y estas notas,
para suspirar y ser dueña de poco.
Para darme ese momento,(diminuto respiro)
donde magia y yo nos apareamos…

Precisamente me define esta noche,
como ser ambulante, como servicio público,
como panacea a todos los males
sean físicos, emocionales o descomunales…
Y calmo y acaricio y no doy abasto.
Y termino siendo la nada
y soy todo, mi todo inmensamente…
Ese ente que da y da, a todas partes acude
queriendo ser remedio…

¿ Serà que soy soberbia ?

No me doy cuenta
de mis límites...

Las noches como esta,
tienen dualidad dentro de mí,
están: el sacrificio, la piedad y la bondad,
rondándome, y, se adueñan de mí...

¡ obligándome ¡

Y, está mi ser rebelde e indómito recordándome
que puedo ser flor acústica, flor silvestre,
puedo luchar contra el sistema, el mundo…
puedo adormecerme en un rezo, en un suspiro.
y puedo también ser indolente o nada,
precipitada y descomunal
en un vacío que ni existe…

Pero no soy más que caricias, remedios, amores,
amaneceres, rumbo, guía, brújula, espía, grande o
ínfima, o nada…

Desvariando, en noches, donde soy instrumento,
nota, arpegio, alma, confort, medicina y YO...
al final de todo…

! Yo !

Cuando me retiro a suspirar, recapitular,
esta larga jornada, cuando se me hace un hueco en el alma
otro más dentro, en el estómago y otro más allá...
como siempre, mas allá, siempre digo más allá, creo que pertenezco definitivamente a ese habitat.,.


Antonieta Valentina
2009

martes, octubre 13, 2009

Yo, flor ( a mis hijos)




Mi vientre, dulce habitación,
testigo del comienzo, inicio del camino
hacia la luz del rubio astro
que calienta la vida…

Mis senos,cántaro de savia bendita
dulce alimento que emanaba en hilos de amor…

Mis manos, mariposas blancas,
guardianas y laboriosas que han volado
para tejerles mil pieles de ternura …

Mis labios, cancionero y devocionario,
albergue de suspiros y besos encadenados…

Mi ojos, faro de puerto seguro,
de caricias genuinas y centinelas
veinticuatro por veinticuatro, campanadas…

Mi paso, presto y alerta, para seguir
sus primeros pasos…

Mi vida, para llevar de la mano
vuestra inocencia y orientar el camino…

Mi corazón, de ustedes, ayer, hoy, mañana y siempre…

Yo, flor que no marchita
flor nutrida de sonrisas...


Antonietta Valentina
2009

lunes, octubre 12, 2009

¿Cuál raza?



Celebrando en América el día de la raza
yo pregunto cada año: ¿Cuál raza?
América ya existía, con sus nativos
su vida y su cultura...
Nadie descubre, todo existe,
según las leyes universales...
Somos todos cuidadanos del mundo,
hubiera sido mejor reconocernos como
habitantes capaces de mezclarnos
y compartir sin guerras las riquezas
que nuestra madre natura nos puso en el camino...
Y no explotarnos, no esclavizar
de la igualdad y la equidad
se hubiera regocijado la tierra...
El paraíso es toda la extensión
de esté precioso globo lapislázuli...
Ya la historia está hecha y dicha,
pero miremos más allá, es hora de cambiarla.

Antonietta Valentina
12 de octubre de 2009.

De la ternura, pensamientos encadenados




Allí está, inmensa, como la arena del mar
de todos los mares y todas las playas...
esperando el contacto de tu piel, su piel,
mi piel, todas las pieles del mundo...

Presta a dejarse al calor del sol naciente
que es alimento perfecto y suavidad pupúrea...

Plena para alojarse en el más diminuto
al más grande de todos los seres...

Está allí, en todos los confines, en comunión
con las aguas que habita y penetra
con dulce suavidad entre sus múltiples
y poliformes estructuras...

Está esparcida como las semillas en los campos
que vuelan con el viento, o las transportan las aves...

Así pobla la tierra, los animales, pobla los ríos,
pobla las cabezas cargadas de sueños...


es ella, manantial de constante desfogo de emociones

nace desde el momento en que se concibe el ser
y acompaña, hasta que por alguna razón el hombre
se desprende de ella y decide vivir a secas...



Antonietta valentina
2008

domingo, octubre 11, 2009

Tus versos

Van soltándose de tu pluma impetuosa
cantarines, alegrando a su paso
la mirada poeta,
dejando un ritmo prendido del alma.

Ellos, saliendo justos y firmes,
se levantan, se alzan voces y gritos
finamente encadenados
arma y reclamo justificada y solidaria.

Presumen y son, luminosos
como el sol de medio día
reflectándose en mis ojos
de lectora impaciente.

Aman y aman, llevan la carga
del amor puro y sonoro, ascendiendo
en escalinatas de cristal y azules peldaños
hasta llegar al cielo de mi cielo.

Abrazan, con la calidez extraordinaria
de un fiel amigo y labrador de sueños.

Fluyen, como agua de manantial
cristalina y primorosa, humedad
silenciosa en dulce discurrir.

Así son siempre tus versos,
cada día un nuevo mensaje
un motivo inminente
un presagio, una mano reconfortante
un decir inteligente
una luz refulgente y más...

Antonietta Valentina
2007

Niños del mundo






Maestros de la ternura
la bondad y la pureza

En sus ojos se lee la paz
sus manos son dimitutos pájaros

sus voces, sublimes cantos de aves


yo lamento que tantos de ustedes
sufran la indiferencia y el abandono

yo, lamento tanto que los adultos
nos llenemos de resentimientos
y se nos olvide que hay tantos de ustedes
regados por el mundo
añorando atención, pan y amor...

por eso cada vez que miro a un niño
sea de la raza, credo o condición que sea
le ofrezco mi sonrisa
por si acaso ese día necesitó de un gesto
para sentirse querido

ustedes, los niños,
son los hijos de todas las madres del mundo
y las mujeres,
somos las madres de todos los niños del mundo

por eso no sufran que estoy aquí
para hacerles saber que los amo...



Antonietta Valentina
2008

Te imploro

Tengo la certeza de mi derecho al respiro
conozco que la vida es mi mayor tesoro
sé que tus secretos y los míos nos ruedan por la piel
que calamidad se nos hace existir...

creo que ha llegado la hora de volar
la mirada atrás es extemporánea
todo es miseria, desorden, anarquía
caos, terror, incertidumbre...

llévame a un rincón donde quiera que sea
y déjame seguir luchando sin temor a ser vencida

no tengo palabras para describir este sentimiento
esta sensación: el desasociago, el pánico...

estamos muriendo en vida y nuestras vidas están al acecho...

no quiero más pena, sino continuar el camino en un ámbito
donde no se nos quiebren los derechos
donde no nos pese el aire
donde la tormenta sea simpleza de lo primigenio
no pesadilla jornal

nuestras manos labriegas tengan libertad de sembrar
y no seamos presos en la indómita anarquía
no seamos presas de la aniquilación por deporte o profesión...

atemos nuesta reliquia a otros lazos
que no están aquí, obviamente...
que no pertenecen a este ritmo flagelado
que irrumpe y araña nuestro edén...

tan solo óyeme y vamos juntos a cruzar el puente
donde el ancho mar se exime de torpezas y nos libere
del martirio...

Antonietta Valentina
2009

Se llama lluvia del alma





Pareciera que hoy estoy destinada a llorar
Hay días de mi vida en que soy manantial
Y es que el sentimiento se acrecienta
Y todo, absolutamente todo, se me incrusta del corazón…

No sé a veces hasta donde aguantará
este caballito arrebatado que va al galope de emociones.
Perdonen mis lágrimas y este enjambre de sentimientos
pero son culpables todos ustedes: los poetas, los pobres, los amigos
las especies vegetales y animales, los niños, mi patria, el mundo
mi amor eterno, mis hijos, mis padres y hermanos, mis seres queridos...

Escribo con los ojos inundados
y esta sal y esta agua se escapan sin pedir permiso.
Fluyen y se convierten en versos
E empapando mis manos, mis mejillas
Mi lunes…

No es llanto, es efluvio, sentimiento bonito.
Se llama amor, se llama ilusión, se llama
Vivir…

Se llama lluvia del alma...

Antonietta Valentina
mediodía del 5de octubre de 2009

jueves, julio 23, 2009

Para comenzar a mover conciencias




View this movie at cultureunplugged.com

Esta película fue la ganadora en un festival de cine en Alemania.Dura 6 minutos, no duden en verla hasta el final! Los comentarios se los reserva cada uno. Simplemente se pide reflexión.

Para comenzar a mover conciencias

Solamente detener la mirada
ubicarnos en el lugar ajeno
pero real y realmente desolador
imaginar por un instante
cuanto cuesta la existencia
a muchos y cuán sencillo
a pocos...

Y aún así
más allá, hay tiempo
para agradecer las migajas...

Yo, te admiro, hermano...

Antonietta Valentina
2009

jueves, junio 18, 2009

Refrescamiento




Para refrescarme del espeso hastío
que produce la anarquía y la ignominia
me orillo en mí y en silencio, tomo
un grafito y un pedazo de hoja otoñal
y dibujo en geroglíficos mi paz...
Puedo compartirla con el buen entendedor
de mi lenguaje de aguas desgasadas
y entregar lo que guardo en mis puños
el amor amasado y macerado
porque nunca dejo círculos abiertos.

Antonietta Valentina
2009

Es fácil (impronta a Álvaro Ancona)


Es fácil
imaginar la belleza bordeada en tus pensamientos
es fácil saber que el mar se queda en la piel
y puede saborearse

Es muy fácil
que después del amor se icen banderas de paz
en amaneceres detenidos por las sonrisas de la luna
que rebelde no se despide

Es fácil comprender
que el tiempo, la distancia
son inventos y escapar de ellos
es tan fácil como lucir cara al viento

Es tan fácil
oír el susurro del mar
cantándote al oído
el vaivén de los sueños
el guiño detenido en tus ojos
la pregunta hecha en destiempo

Es facilito imaginar
el verde de las esmeraldas que miran
con la picardía rondando y radiante
brillo fugaz, alma de esperanza

Todo es fácil dentro de nosotros
porque somos poesía entre anochecer y amanecer
o en el cénit del día.

Antonietta Valentina
2009

Aromas Primigenios (Glosando a Cesar Lucil)


Profundidad de aromas y visiones y pétalos,
estampida de soles en la clara mañana,
desnudez de canciones en la fuente del beso,
campanario de trigo resonando en la tarde
(Cesar Lucil)


Profundidad de aromas y visiones y pétalos
Emergen desde mi centro de mujer etérea
Acunando mis deseos en fastuosas aguas
Reverdeciendo cada día para trascender

En el tiempo propio de clepsidra enamorada
Estampida de soles en la clara mañana
Seducen la mirada y calientan la piel
Que no tiene sombras ni lunas asidas

Amanece conmigo el aroma de mujer
Perfume de fruta madurada en tu riego
Desnudez de canciones en la fuente del beso
Contacto sublime e intenso tan cierto como el alba

Soy nombre propio y primigenio en tus labios
Soy madre selva de infinitas brisas de trópicos
Soy como el viento que gira y gira hasta encontrarte
Campanario de trigo resonando en la tarde

Antonietta Valentina
2009

domingo, junio 07, 2009

Apágame la lámpara que tengo sueño



Voy a dejarme atrapar de los dulces brazos de Morfeo
para viajar con él en busca de algún sueño.
Asida a su cintura de céfiros y lunas.
Volaremos felices haciendo un mundo nuevo.
Más allá, no hay sombras ni temores.
Hay sinfonías de voces e instrumentos
armonías de todos los colores.
No habitan grises, ni sepias
todo es nuevo y acontece en calma
no hay el lamento silencioso
que se vuelva dureza en los rostros.
Si hay rostros serenos en un festival de amor.
Cómo me gusta mirar el mundo desde allá arriba
sin bombas ni tristezas, sin hambre ni agonías.
Por eso, apágame la lámpara, quiero cerrar mis ojos.
Cansadas ventanas con paisajes de concreto y miseria
de cráteres de luna en guerra y pesadillas.
Déjame dormir serena, inventando mil cruceros
y viajes intergalácticos en brazos de Morfeo…
Tal vez encuentre algún planeta donde cobijarme
y permanecer hasta el fin del mundo
tal vez esté de vuelta mañana
con la sonrisa dulce acariciando mis labios
y la cara perfumada de universo.
Entonces, te haré el amor recién amanecida
como lo hacen los seres que viajan como yo
en busca del sosiego…
Y tendrás como siempre mis besos y caricias
envolviendo tu humanidad hasta el cenit del día…

Antonietta Valentina
2009

Lluvia haikus


I

Tierra mojada
olor madre natura
es la caricia



II

llueve la tarde
llueve en mi ocaso sepia
la noche quieta

III

Calma acaricia
lluvia que viene lejos
tu alma sedienta

IV

Suaves en gotas
caen en mansa tarde
lloviznas de alma



Antonietta Valentina
2006

Como un dardo en pleno pecho (Para Iben Xavier Lorenzana)
Sandra Oviedo/AVA el Vie Jun 05, 2009 12:36 pm


Como un dardo en pleno pecho

Así se han estrellado tus versos
como dardo o bala expansiva
aquí en mi pecho
es que me estrangula la infancia interrumpida
la mirada asesina depositada en criaturas inocentes

La misma bala fría que mata a un niño
en cualquier lugar de mi tierra finita

Aquí caen a diario los niños
los que habitan en los cerros minados de pobreza
que van de regreso de clases
(los que tienen suerte de tener escuela)
Y los que vienen madrugados transitando la noche
vendiendo rosas a enamorados ilusos


Aquí caen también los hijos de los ricos
porque están en la lista de encargos y secuestros
el sicariato se ha encargado de cercenar tantas vidas
es ya rutina y nadie comenta

De la torcedumbre del mundo no escapan los niños
ni aquí, ni allá, ni en la paz, ni en la guerra
son las presas más fáciles para dejar caer la demencia

Sí, son ellos los encargados de cancelar la deudas
en nombre del dios de turno, de gobiernos, hipocresía
ambición, avaricia, maldad, incomunicación...
retorcido mundo nuestro


¡Son ellos siempre ellos los que pagan las cuentas!

Por eso, por el niño que tiene el alma enferma
por el niño de Angola que cae frente a ti
por estos de mi patria que los extinguen
por los del mundo entero, por todos ellos…
Siento un dardo aquí en mi pecho
estrangulándome completa.


Antonietta Valentina
2009

jueves, mayo 28, 2009

El ritmo que llevan mis secretos




Danzan suavemente porque escuchan
los sonidos del silencio
el susurro incansable del viento
y la luz inexorable de la primavera infinita
que habito.
Mis secretos son tuyos, pero yo los guardo
en un baúl de oníricos maderos de pinos…
De pinos que pertenecen a otra tierra
y arrullan mis sueños con su aromático
canto, verde intenso y esperanzado.
Mis secretos se mueven con la sutileza del verso
con la intensidad de un sol acompasado.
Son mis secretos, rítmicos sonidos interiores
que acarician tu piel de páramo y madrigal.
Te digo un secreto en el túnel que lleva ondas
de amor hacia tu médula.
Te cuento en una danza lenta…como te llevo
hasta en mi torrente, en cada golpe de clepsidra
que suena aquí en mi pecho.
En este ritmo de flauta de pan, recién amasado
te digo amor: eres todos mis secretos
en un tango de arrebato eternamente nupcial
o en un valz de dulzura infinita.

Antonietta Valentina

martes, mayo 19, 2009

Desde el patio de la eternidad/ A Don Mario Benedetti


Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.



Mario Benedetti


Desde el patio de la eternidad


Desde el patio de la eternidad
te acompañan tantos poetas
tantos, tantos que como tú han partido
dejando para el mundo su legado.
Ese sentir y vivir para llenar
los lienzos de amapolas
y luego verlas volar como golondrinas.
Te vas como un acantilado
te vas a un cielo azul pero lejano.
Te vas, pero te quedas, te quedarás de lejos
con tu bandera blanca platicándonos.
Ese llamado a paz y el canto al labriego
al campesino, al niño que en la panza
guarda una solitaria y calla sin pan.
Esa voz erizada al amor...
Poeta de poetas, hombre de América
hombre luz que dejas mil versos
espigados al tiempo, alzados al viento azul.
No has muerto, estás en el patio de la eternidad.
Repartiendo golosinas y trozos de sur
llevados como equipaje al norte.
Único equipaje de tu esencia, Benedetti.
Tu alma eterna viaja y nos veremos más allá
en la última estación..

Antonietta Valentina

miércoles, mayo 13, 2009

Tampoco es cuento, es una huella

Desapareció un día cualquiera, en realidad entre tantas cosas que tengo por hacer, no me percaté de su ausencia. Ya no pisa el asfalto que hay debajo de mi ventana. Recuerdo que un día estaba asomada fumando un cigarrillo y me llamó la atención aquella mujer delgada, alta, morena y con un físico atlético, a pesar de la deformidad de su pierna derecha. Parecía un arco desde la cadera hasta la rodilla y aún así llevaba pantalones largos. Siempre con un bastón, se desplazaba a paso rápido por la calle. Los músculos de sus brazos eran bien definidos. Tenía un cuerpo envidiable, excepto su deforme pierna. También se notaba a leguas que era gente pobre.
Iba y venía, como si anduviera haciendo diligencias, una mujer joven ocupada, con quehaceres domésticos, pensaba yo.
Admiraba la manera de desplazarse y su talante. Un buen día observo que compra algunas chucherías en el kiosko de aquí abajo y todo lo colocaba en una bolsita plástica, inclusive, el dinero. Se sentaba en un muro que hay enfrente y allí pasaba horas de horas. Me perturbaba saber que no tenía una cartera o un bolso que pudiera guindarse de la espalda para que su andar fuera mas cómodo, ya ocupaba sus dos brazos para poder desplazarse. Con el derecho tomaba el bastón y con el izquierdo hacia movimientos circulares a modo de impulso. Admiraba su manera y me producía angustia que no tuviese algo cómodo donde llevar sus “pertenencias”. Y así me tocaba verla casi todos los días y todos los días la admiraba y me preguntaba muchas cosas sobre ella.
Un día decidí obsequiarle un morral y tuve que esperar varios días para volver a verla y bajar a entregárselo, ¿ a cuenta de qué ? Pues a cuenta de ponerme en su lugar, a cuenta de pensar que a mí me sobraba algo que a ella obviamente le faltaba.
Pasaban los días y no lograba verla hasta que decidí preguntarle al acomodador de vehículos del restaurante de abajo, si por casualidad la había visto y me dijo: ¿ A quién al transformista?
Yo le contesté, no ella no es transformista, al menos no parece. En fin dile que la señora de allí arriba tiene algo que darle.
Estuve pendiente y nada. Hasta que un buen día la veo pasar y tomé el bolso y bajé las escaleras aceleradamente, no fuera que se me escapara.
Crucé la calle y le dije: ¡ Epa, mira ¡ y ella volteó y me miró. Al verle el rostro, al ver su mirada, comprendí que si era realmente transexual. Sentí algo extraño en su mirada y cuando me habló más aún me embargó una sensación de desasociego, pero que superé en el mismo momento, al fin y al cabo no era un ser extraterrestre, no era ET, era un ser humano.
Le dije: Hola, mira yo te veo pasar siempre y me parece que esto te podría ser útil.
Ella me respondió: Ay gracias mamita…
Y rápidamente desaparecí del lugar. Pero luego desde arriba la observaba.
Pasaba siempre con su bolso y al comprar cualquier galleta o chuchería en el kiosco, ya tenía la comodidad y el lugar ideal para guardar sus cosas. Eso me hizo feliz y comencé a hacerme preguntas sobre su pierna, por qué la tendría así totalmente torcida, si sería de nacimiento, si sería de una enfermedad en su infancia, o si sería un tiro o un accidente…siempre lograba llamar mi atención y con ella pensamientos saltaban y preguntas me hacía hasta el cansancio.
Un día me di cuenta que estando sentada en el muro de enfrente se metía “crack”
Y desde aquí podía notar sus cambios, y su viaje comenzaba con pedirle dinero todo el que pasaba por allí. La mamá que venía caminando con su hijito, el vendedor de chicha, la señora que venía cargada de bolsas de abasto, transeúntes y más transeúntes, eran todos abordados por ella, algunos le daban algo, otros la ignoraban o la miraban con desprecio.
Todo esto llamaba mi atención y sacaba conclusiones, reflexionaba y me condolía cada vez que la veía meterse sus piedras y darme cuenta de sus viajes y su mendigadera y como iba cambiando. Todo lo que hacía, como se tambaleaba, escupía, se tocaba sus partes íntimas, comía, gritaba, etc.
Supe que era del barrio que está debajo del puente de la plaza de Las Tres Gracias. Que en su tiempo fue hermosa, ahora es una plaza casi en ruinas.
Un día me senté a escribir un poema titulado Rosita, en el que pude expresar lo que esa musa me inspiraba y todos los días me patinaba su ser en mi memoria.
Supe que tenía un novio de por allí. Y llegué a verla gritar por la calle insultando a la gente. Para mí todo esto era patético, me producía dolor, angustia, y miles de interrogantes. Supe que hubo ajustes de cuentas entre transexuales de la zona, supe de crímenes y Rosita más nunca ha vuelto por aquí. Un personaje que me impactó mucho y por el que hubiera querido hacer algo, lamentablemente excepto el haberle regalado el bolso, nada pude hacer. A veces pienso que pudo haberlo vendido para comprar su droga porque después de un tiempo no lo portaba. Al final pasó a la historia Rosita, pero dejó al menos en mí una huella, un poema y este relato que termina en este preciso momento y todas las reflexiones que hice en ese transcurso.

Antonietta Valentina

domingo, mayo 03, 2009

Hoy, en un rato de soledad


Especialmente
en este preciso instante
sentí como se apretaba mi pecho
de mis ojos salían aguas doloridas
mi garganta silente y apretada

Hoy, especialmente en este momento
en que leo, oigo, me entero
y me siento conmigo y sigo pensando
me pregunto, me respondo
y se me secan las palabras
se enredan en mi pensamiento las tristezas ajenas

Hoy,
porque es ahora que encuentro más hondo este pesar
por los que caen, por los que lloran
por los que tienen hambre y no tienen pan
por los suicidas, los genocidas
los enfermos y los que mueren
por los maltratados y también los victimarios
los ricos y los pobres
los niños huérfanos de padres
huérfanos de amor
los padres huérfanos de sí mismos
por esta humanidad tan inhumana

Hoy me vino un llanto repentino
y gotas del dolor ajeno rodaron mis mejillas
porque no puedo hacerme sorda, ciega y tonta
porque no puedo dejar de sentir lo que otros sienten
irremediablemente, vivo calzando el zapato ajeno
y por esa razón, creo que siempre estoy sufriendo

Y luego de haber drenado este despecho
me siento y escribo todo lo que aquí
dentro de mí ocurre casi a diario

Siempre es hoy, que en un instante
pasa mi compañera soledad a recordarme
que hay alguien que necesita de mis lágrimas
mi compasión, mi voz y mi palabra
y el calor de estas manos escribientes


Antonietta Valentina

miércoles, abril 29, 2009

Tu Reflejo-Su reflejo ( Dúo Eugenia Mares-Antonietta Valentina)


TU REFLEJO

Emerge tu silueta
salida de mi mente
llenando el alma mía
de soñado embelezo.

Mariposa que vuelas
y te posas con tu vuelo de ensueño.
Déjame que te hable,
pensando que me escuchas.
Déjame llenarme en tu silencio.

Que me envuelvan las sombras
de tan oscura noche,
al irte de mi vida se me ha apagado el sol.

Déjame que llore, aunque me quede seca,
formando con mi llanto, cuentitas de colores.

¡ Recuerdos tan amados por mí !

Tu silencio es de estrella,
tan frío y alejado que brilla de hermosura,
sin poderte tocar…

Atlántida
2008

Este poema fue escrito por Eugenia Diaz Mares, entrañable amiga poeta mexicana a quien acompañé con el que sigue.



SU REFLEJO




Su silueta reflecta en tu recuerdo manso,
acariciando tu alma adolorida.

Ella es una mariposa que vuela alto,
viene y va contigo en tu pensamiento.

Háblale tanto como tu amor bendito
ella te escuchará, aún está cerca.

Aunque no oigas su voz
en tu corazón, sabes qué te diría.

Que no te seques nunca
pero que cuando llores
dejes salir estrellas para que la acompañen.
Inventarán las dos un firmamento nuevo.

En cada estrella quedará un recuerdo
cada una será un beso dado.

En ese amor de madre, inacabable
encontrarás su paz que será tuya.

Y seguirás el camino con el tesoro,
de saber que un ángel tocó tu vida.

Antonietta Valentina
2008

miércoles, abril 15, 2009

Sí, en silencio


y en silencio?
así debo esperar ver crecer un árbol
que se siente cansado
cansado de aridez de tierra
inoportuno en un verano inclemente

y en silencio?
porque la palabra es impertinente
es inicua, entrometida y soez

sí, en silencio
en la timidez de los días
en la sobriedad de la soledad
en paz

porque no puedo tapar el sol
ni con mi propia sombra
pero si puedo tomarlo entre mis manos
y calentar mi alma

Antonietta Valentina

Requiebro de Aves



Se ha quedado vacío ese nido
y el viento ulula cercano
erosiona sus paredes
y su techo que miraba al cielo

Está allí en el copo de un árbol
que perdió su follaje
aunque aún sigue en pie
lejano y estático
con una lágrima furtiva

Dos corazones
aves que se han hecho prisioneras de sí

Cautivas
sin rumbo
y el norte mullido

Y, qué puedo hacer?

Mirar desde aquí
desde este rincón, debajo del árbol
cómo se rompen los sueños
cómo se requiebra el amor
y se deterioran los años?

El vuelo se hace plomizo
y las alas quieren pero no saben como batir


Y, tengo que quedarme en silencio?

Pareciera que sí
que debo cruzar mis brazos y bajar la mirada
dejar que las aves se olviden
y tomen diferentes caminos

Abandonaron el nido sin pichones
dejaron olvidadas las caricias
y el sol que calentaba sus trinos

Voy a esperar simplemente
que se invente una primavera
a ver si florece el amor genuino que está enterrado
esperando alimento para volar con ellos
hacia un mismo punto o hacia el nido pleno
o tal vez tenga que conformarme
con un intento fallido, mordiéndome el alma

Me queda esperar insomne y serena
lo que habrá de venir, entonces...

Antonietta Valentina
abril 2009

sábado, abril 11, 2009

Paz

Bombas
secuestros
aires de guerra
minas

destrucción
hambre
violencia
lágrimas


! Hombre !

Cúanto
más ?
Hasta cuándo ?
Por qué ?

Invocar
la PAZ
nada
nos cuesta

Hagamos
! Amor !
no
la guerra


Antonietta valentina
2008

Banderas blancas

Muerte
al terror
vida
a la paz

luchando
sin armas
dando espacio
a la palabra

se eleve
la razón
otra
oportunidad

invocar
la prudencia
desterrar
el impulso

meditar
mirar
al hermano
proteger
al débil

centrar
acciones
no sembrar
revoluciones

vamos
juntos
a izar
banderas
blancas

mínima
expresión
nada más
falta...


Antonietta Valentina

tratando de alzar la voz, hoy 5 de marzo de 2008

La Huella


Todo estático
Silencioso
Recuerdan estos días la pasión de un Dios
Que se hizo carne

Y siempre se repite el ciclo
Cada año
Hasta llegar a la gloria
De un domingo
El diferente de todos los domingos

Entonces que nadie diga que no cree
Que nadie niegue
que Él estuvo aquí
Y dejo la mayor huella
De todos los tiempos.


Antonietta Valentina
abril 2009

jueves, abril 09, 2009

Mar

Te posas sobre mí

profundo
intenso
salvaje

Cruzo tu bahía
tus paraísos

Puedo sentir el calor de tus aguas
tu sal
tus mareas

Permanezco intentando
una vez más
navegar.

2005

miércoles, abril 08, 2009

Soy Aire




Brisa matutina que se acerca
en un suspiro a tu oído, y dice amor…

Viento alisio desde el trópico deseo
de mi vientre, al ecuatorial ardor
de tu mirada hemisférica y dúctil

¡ Huracán en tus brazos divinos ¡

Éter, mansamente durmiente
fresco, entregado al mar,
este mar que no descansa nunca

Soy aire, tu aire impregnado
de olores silvestres, leve efluvio
tu aire con aroma de fémina

Céfiro circundante de tus sueños
como tonada de romance y fortuna
semblante anochecido de amor en fuga..



Antonietta Valentina
2009

jueves, abril 02, 2009

Soy Agua


Cuadro "mujer caminando en el agua" de Greywolf.


Porque discurro en levedad del verso
como garúa que en su frescura precipita
y va mojando de a poquito

A veces soy lluvia torrencial
que cae e inunda, porque ha represado el sentimiento
y cuando se está ahogando escapa en lágrimas

Puedo ser mar que en su dulzura
se deja acariciar por brillo alunado
se arrulla de caracolas y mundo intrépido
se calma en tu blancura

Manantial extasiado de montaña
que se alimenta en el deshiele
o del rocío…puras gotas entre pétalos

Río cuando voy soltándome en largo recorrido
hasta abrazarte y en la inmensidad
de ese abrazo me hago mar y encuentros…

Cíclica e impertinente, atrevida y cautiva
Reposada en tu piel de arena…


Antonietta Valentina
2009


Esta noche será



Cuando salga esta luna de hoy,
voy a vestirme de plata salvaje
y esperaré asomada en un sueño
para amarte en el tiempo bruñido.
Voy a dibujar mi cuerpo en la arena
y serás como ola que arriba a saciarme,
desnuda y fugaz, empapada de luna
en el vaivén vespertino de tu vientre.
En la plenitud del deseo fortuito,
acariciarás cada pálpito, cada latido,
cada estrecho de mi bien.
Voy a tejer una cortina de tul,
para escondernos hasta el amanecer
y volcarnos hasta el clímax,
sin preámbulos, ni capítulos.
Discurriendo estas ganas fluidas
en un mar de apasionadas caricias.
Y soñaremos juntos, como sueñan las flores.
Y volaremos juntos, como vuelan las aves.
Y entregaremos las almas, como los ángeles.
Y cantaremos juntos una ronda de pasión.
Y amanecerá, con la plenitud de nuestras carnes.
Y la saudade de tenernos de nuevo, asiduos amantes.

Antonietta valentina
2009

Segundo lugar en concurso de sensuales Unipoesía Marzo 2009

martes, marzo 31, 2009

Cita al atardecer.



Debajo del farol de la calle el Piantao, número 32
Voy a esperarte vestida de miel.
Y luego con un tango atardecido
deslicemos nuestras piernas
y en roces y miradas,
boleos y pasadas...
Hagamos el amor una vez más…
Somos tango, somos poesía...

solos tú y yo...


Antonietta valentina
2009

Como soñaste


No faltaba nada.
A cambio, sobraron:
un temblor de estreno,
voces y melodías,
aplausos y ovaciones,
rostros y perfumes,
tragos, miradas, tanto…
Nuestros rostros nuevos
con la euforia y la duda
inventada en ese instante.
Nosotros, éramos el único motivo
y todos los presentes estaban de más
porque hubo reunión de ángeles,
se encontraban con ellos:
Maritza y Horacio
celebrando nuestra danza.
Y el amor, el amor desbordaba
multiplicábase, como los peces
en la parábola del evangelio.
El pan y el vino abundaron también
y crecía la magia y nos entregábamos
con un temor distinto a todo aquel temor
jamás sentido…
Y brillaba una luz y éramos luz
éramos tango, y éramos poesía
éramos tú y yo
renovados
soñados
humildes y altivos.
Flotábamos en roces y suspiros,
nada existía.
El tiempo se detuvo,
te amé y me amaste
en la simpleza
de hacernos uno.
Y ya todo cambió
entrañablemente.
Como fue escrito,
allá en tus sueños…
Y ya todo cambió,
hemos sellado para siempre
el hacernos uno entre el bullicio,
en ser un todo, todo amor,
todo desborde, plenitud.

Antonietta Valentina
27/03/09

El color que te gusta


Irradias luz como sol de vida.
En tu andar vas dejando una estela
y juegas a soñar despierto
con el color del astro rey.
Porque rey eres, dueño de todo
hasta de este amor que se empeña
en llevarte enredado en mi pecho.
Como girasol que en el campo florece
o tulipán que en primavera se abre,
tu brillo y destello me envuelve.
Llevas la antorcha encendida,
la sabiduría viaja contigo perenne.
Yo me cubro en ti cada amanecer
me resguardo en las noches sin luna.
Porque es tu cálido existir mi recinto.
Eres como el color que te gusta:
brillante, soñador, altruista y vendedor
de los más dulces sueños.
Amarte es tan sencillo, tan fácil,
como este manojo de versos...


Antonietta Valentina
Marzo/09

martes, marzo 10, 2009

Perfume de Mujer


Llevo con orgullo de mujer este aroma
de frutillas silvestres que te envuelve
Miel en los labios donde se aposentan tus besos

He recibido el milagro del polen en mi vientre
aromas mansos, mar secreto donde crecieron alas

Las flores se abren traviesas
en mis manos de madre acariciando aún

Llevo este perfume de mujer
desde mi alma, rodeando mi cintura

y me gusta saberme mujer
y toda la inmensidad y la desmesura
que está implícita en este tipo de existencia

domingo, marzo 08, 2009

Así la tarde



Me ha dejado húmeda de versos
Así la tarde
Asomada en el tiempo
Las páginas de un libro abierto
Poemas, poemas…
Se mece la lluvia en mis adentros
Y con la mano zurda
Escribo los versos libres
Que entonan tu melodía en el silencio


Antonietta Valentina
2009

Breve

Porque no somos eternos
somos un pedacito de vida
un recodo del árbol de la existencia
un grano de arena en el inmenso mar...

miércoles, marzo 04, 2009

Recordando a la Vickyña




Ébano su cuerpo felino
vestía atuendo monjil
y le hacía franco honor
porque así casta se fue
quedó pintada de sueños.
Solitaria la recuerdo
dulce su mirada verde
solitaria gata Vecky.
Cazaba a veces palomas
merodeaban ingenuas
siendo presas de sus garras
terminaban derrotadas.
Esta Vickyña era asombrosa
cuando dormía en un filo
asomada en el balcón
tomando el sol de la tarde.
Jamás aplicó raguños
era mansa y temerosa
los ruidos la ahuyentaban.
Pasaba la noche entera
en la esquina de la cama
de su príncipe, su dueño.
Tenía verdes sus ojos
Y en sus patitas delgadas
unas huellas que la nieve
dejó un invierno de ensueños
tanto como en su entrecejo
en su pecho dulce y blanco.
Un mal día se marchó
en un viaje hacia el vacío
mientras soñaba la siesta
montada en la jardinera.
Qué destino habrá tenido?
A dónde estará viviendo?
Será que logró salvarse?
Habrá cambiado su vida.
Quién sabe si nos recuerda?
No existirá jamás gata
como ella, dulce, callada
y serena, sobria monja
grácil estampa felina.

Antonietta Valentina
2009

jueves, febrero 19, 2009

Él ( A Rubén Darío Galdona B. (Mi nieto)




Él
Me suspira
me transporta
me ata.
Me arrullan rosas
me mecen fantasías.
Me canta el alma
y aromas ya sentidos
vuelven para mi brisa
y mi alegría.
Me quedaré en su sangre
pintada en el camino.
Me quedaré en vela
para la eternidad.
Me sobran los claveles
el trinar de las aves
y su llanto, su llanto…
Inocencia vestida de sonrisas
que comienza a despertar
y a responder a mis arrullos de miel.

martes, febrero 17, 2009

Sólo soy


Sólo soy

Sólo soy brisa
rosa pálida.
Sólo soy agua
andando por la rauda.
Sólo soy soplido
voz en silencio.
Simplemente soy
arrepentido pozo,
mueca sin labios,
caricia sin mimos.
Seca la bruma,
seca la espuma,
secos mis ojos…
secos, ojos de plomo.
soy rosa suspendida
sin aroma, ni espinas.
Soy tiempo indefinido,
madrugada sin trino.
Rosa suspendida
o simplemente negación
destierro interior.
Ente sin patria
Sólo soy paria.
Simplemente soy.

Antonietta Valentina
2009

lunes, febrero 09, 2009

A pesar que me lluevo, siempre tú estás


me hice mar de aguacero
llovizna latente e impertinente

me hice de charcos y caprichos
de reflejos y espejos aglutinados
en estos azules sueños
ocres realidades que algunas veces
dolorosas me quiebran

y por dentro me hago de amor
me envuelvo en mutismo y solapa
deshecha y maltrecha

me hago de besos, los tuyos
que van dejándome huellas
en la piel y secando estas lágrimas

me hago de brisa y revoloteo en tu pelo
me hago de mar, mil veces
agua salada de tu dulce aroma

me hago de pedazos de cielo
de tu cielo inmenso, de tu infinito
cielo que me pertenece

y me esperas mientras lluevo
para reir de nuevo, entre tus brazos
de fuego, entre mis caderas
de fuego también, de viva llama
que a veces se extingue
cuando triste me encuentro

me hago trizas y tu me recompones
tu suavizas la porosidad del alma
que va cayendo

tú, eres tú el dueño
el amanecer
completo

la flama completa
a la que asida voy
siempre viviendo
aunque a veces me llueva
entera...

Antonietta Valentina
2007

Y de nosotros, sombras...


Cómo puede dolernos el rostro
al contacto de la brisa.
Cómo pueden dolernos las manos
al rozarlas, nuestras manos.

Cómo pueden secarse los labios
atrapados en el silencio o mudo grito.

Y los besos, los besos que nos damos
nos duelen secos, se humedecen
con mis lágrimas que van rodando...

Y cómo te amo y cómo me amas...
y cómo nos duele y nos rasguña
nos araña este aire plomizo
esta nube que presagia la tormenta.

Y, nosotros internos y amados
silenciosos y espectantes
cuidadosos de nuestras sombras
rozando los latidos de la noche
juntando estas dos humanidades adoloridas
estos dos cansancios fundidos en sepia.

Pero aquí estoy sintiéndote
como aguamanil de acero
o pilar de roble, de mi resquebrajado tronco
de angustias.

Amor, siempre amor, me rodeas
más allá de todo este maltrecho
espacio, me rodeas hondo...

Y en esas honduras me mantengo
frágil y firme a la vez
porque me he convertido en un mar de incongruencias
tu templanza es mi todo.

Andando juntos, como paisaje de antaño
o sombras andantes, vamos dejándonos
los besos dibujados en la piel.


Antonietta Valentina
2007

Debajo de mi piel


Es aquí dentro, donde están mis verdades
en este mundo chico, pero grande a la vez

es bajo mi piel, entre mis límites
donde me apodero, algo me pertenece

dueña, dueña de mí
libre, navegando en mi torrente
enjambre de conductos y fluídos
propios, inmensamente propios
un viaje más cierto que la vida


puedo creerme reina, hada madrina
o simplemente golondrina que vuela
en busca de ideales o puedo ser simplemente
yo, ésta que llora y se reduce a cenizas

es aquí dentro, en mi cabeza, donde
está el cristal para mirar hacia afuera
puedo dejarme llevar por el viento limpio y fresco
o puedo dejarme arrastrar por la tormenta

a veces caigo, porque quiero, realmente lo permito
cuando trasciendo de mí y estoy fuera de la piel
me dejo embadurnar el alma de ajeno

pero puedo siempre levantarme como hoy
y dejar afuera siga rotando el estropicio, la ignominia

mirando esta vida desde mi ventana
porque hay una frontera entre yo y todo lo demás

y entonces, es cuando retorno a mi estado natural
meditar, pensar, sentirme realmente viva, amarme
para amar con la fuerza y la certeza, que brota de mi interior

la fuerza diamantina que fabrica tolerancia
sapiencia, humildad y la templanza
que no se habían ido, estaban aquí dentro
debajo de mi piel...


Antonietta Valentina
2007

Si acaso



Si acaso me vieras hoy
si me asomara a la ventana de siempre
podrías ver mi rostro triste
la mirada un tanto opaca

sé que alguna sonrisa harías escapar
con ese don de siempre primavera
de siempre viva, siempre bella

sé que una palabra tuya basta
como aroma de flores en el campo
como la manzanilla calma y dulce

sé también donde se cruzan los corazones
donde se tienden las alas al sol
donde se encuentra el horizonte finito

sé que eres luz y paz
más allá de tus propias tristezas

si acaso te viera
alimentaríamos nuestras alegrías
y nuestros llantos y nostalgías
serían compartidos
en cielo celeste y campo abierto
porque para eso somos aves compañeras...

Antonietta Valentina
2007

Tabasco y más...


Un rincón al sur
"México lindo y querido"
donde deltas anidan
donde gentes llevan la tristeza a cuestas
hoy...

Mi corazón ha cruzado el Caribe
llega adolorido
donde las aguas sucumben los pueblos
gentes que han sido golpeadas
despojadas
porque Madre Natura
nos está reclamando el calentamiento global

Qué estamos esperando los humanos
para detener el daño sostenido?

Qué esperan los paises para llegar a acuerdos
que detengan o aminoren el daño del recalentamiento global?

Tendremos que ver como el mar asume espacios
dejando a los menos culpables atrapados entre las aguas
para creer que estamos en peligro por nuestra
propia obra destructiva

Me resisto a creer que los humanos somos capaces
de llevarnos por delante nuestro propio mundo
nuestra nave única, hermosa, redonda
pensemos en las generaciones que van llegando
que les vamos dejando

Hombre asume y aterriza
la Tierra se nos muere
se nos calienta y ahoga
y somos nosotros los únicos culpables....


Antonietta valentina
2007

domingo, febrero 08, 2009

Ligera



Cuando el ímpetu
baje la marea
seré apacible y espumosa esencia
lo que quise siempre hacer
volar ligera como pluma de ave

y tú estarás soñándome
"como lluvia dorada"
y creerás que he convertido el mar en oro
y buscarás por todos los mares del mundo
y en la arena
hasta encontrarme
completamente
entera
desde ese amanecer
te proclamarás
"bateador del mundo"


Antonietta Valentina
2007

Terpsícore



Llegó mariposa etérea,
musa melodiosa,
la lira en sus manos
corona de guirnaldas
un ramo de versos
y arpegios flotando

el valle florecía notas
blancas y rosas, celestes y rojas
parecían botones y esparcían su aroma
mi danza entre plumas y lienzos
con los pies descalzos, volando los vientos,
se mecían mis brazos, la mirada perdida,
suaves movimientos como ondas marinas
oía las sirenas elevar su canto
nació un poema que quedó encriptado
cuando desperté creí estar soñando

Antonietta Valentina
2007

Así





Como si me llevara las manos a los ojos
para no mirar, solo sentir, sentirte…! Vida ¡

Como si me desnudara al transitar la noche
y me tomara la aurora por sorpresa, danzando

Como si mis pasos se rompieran en el cenit del día
o mis lágrimas jamás hubiesen existido

como si cuando pienso en los muertos de mi casa
pensara en los recuerdos guindados en las rosas

voy divagando un rato, dejando que una melodía
apriete mi corazón, suelte mis cuerdas y levante la musa

y entonces me duermo de los días y dejo al mundo lejano
y vivo desde la instancia más íntima,
desde allí, el cristal que imagino
es el límite que me separa de la existencia

entonces comienzo a saber que somos etéreos, somos energía
que nunca acaba, simplemente va girando y matizándose

¡transformándose!

y así, me complace creer todo lo que me creo
e interrumpo mis sueños para amarlo despierta

como si jamás hubiese amado o como si el tiempo se acabara hoy

así, como siempre he vivido, con el afán sobre los hombros
la sonrisa derrochándose, porque jamás acaba

hoy me seduce un soplo de silencio más
y lo he dejado aquí pintado, como si pintara el paraíso...




Antonietta Valentina
2008

Flamenco





"La magia del verbo que fecunda el espíritu"
en los versos que como oleajes vienen y van
van y regresan, hipnotizados de dulzura
y por qué no?
tatuados de besos...

La magia, como chispa que se aviva
en el silencio de un verso o al grito pronunciado
desde nuestras almas...

pareciera entonces un déjà vu
un presagio? un sortilegio, una sentencia
un beso que se escapa y vuela en blanco
desde tu alma, hasta mi alma
cada vez que se hace el verso
se hace el verbo y se encadena
por siempre...


Antonietta Valentina
2008

Sueños de Arrabal


Y solo pienso llegar contigo.
Añoro respirar los aires buenos
del sur de todos los sures.
Saborearnos un tango arrabalero
allá en donde nace esa pasión,
que también nos pertenece.

Caminar contigo entre las calles porteñas
donde caminaba Gardel ! caminaremos !
y apenas lleguemos a San Telmo
voy a retarte a un tango de arrabal, una milonga
y un tango apasionado...

Cómo será amarte en el sur del mundo,
cómo será despertar enredada entre esos sueños,
cómo saludarán las estrellas que habitan,
el Trópico de Capricornio y los mares del Plata,
con qué sonrisa nueva se encontrarán nuestras miradas.

A qué sabrán tus besos de otro invierno…
Sigo soñando tus auroras mansas
impregnadas de Antártida, de aromas nuevos.
En qué dirección se llevarán las olas el rumor de nuestros besos.

Un beso de alfajor, un beso de luna sureña
otro más y otro y otro, como locos
como esta balada loca que tanto nos fascina.

Sueño, sueño y cuento las noches y los días
para encontrarte en otro rincón del mundo
amándote despierta, como cada mañana
aquí en nuestra tierra cálida, pero, con el glamour
de sabernos dueños de otro rincón del mundo.





Antonietta Valentina
2008

Y más



Todo comienza en la plenitud de una mirada
en el juego que la imaginación incita,
en el roce fantástico de pensamientos.
Bastan tus ojos que como mariposas traviesas
se posan en mi humanidad de satén.



Para qué pedir más al cielo,
que enredarme contigo en un enjambre de besos.
Qué más tener, que tenerte, acariciando mis honduras.
Y detenerte en cada rincón de gozo
y saborear cada estructura de piel.



Qué más pedir, que la tibieza de tu bien
rozándome hasta el umbral.
Qué más, que desprenderme de toda vestidura
si tú me vistes completa.
Y me posees, así, tácita, espléndida
hecha botón en flor.



Y me tomas muy firme y me llevas de tu mano,
en tu ritmo febril, enardecido
por senderos cada vez más frondosos,
cada vez más delirantes
más y más…


Antonietta Valentina
2008

Esa noche



Estaba el sol teñido de silencios
cuando en una noche despertó tu ausencia.
Y amanecí con el beso adormecido,
una tibieza recorrió mi rostro
que no quiso saberse, ni saberte
en la saudade que arremolina el alma.
Soy el resquicio de tu sombra inmutable,
tal vez la impotencia o la flor perenne
que no quiere marchitarse, ni hoy
ni más nunca…
Quiero traducir el lenguaje de un gesto
que me dejó asombrada entre los ritmos
y sonidos, en una danza que quiso ser
y huyó.
Voltear la cabeza y no mirar
es el comienzo de un final.
El gesto del inconciente
que como dardo hirió a la noche
donde era yo protagonista en una obra
sin comienzo, sin tres actos, sin final.
Y busqué tu rostro y no encontré
más que el desvelo de mi piel erizada
y una mueca de tristeza atravesando
mis pensamientos perdidos.


Antonietta Valentina

Alborada



Se doblega la oscuridad a la luz
desde el inconciente donde fluyen los sueños.




Partiendo de un axioma, sé de antemano
que comienza la faena y encontraré motivos
para alzarme y buscar otra vez
esa mirada rebelde que justifica mi existencia.
Se refleja en un espejo y es mi juez.

En el rompimiento del silencio nocturnal,
renace un afán de crecer, como hierba de menta
o mastranto, que se regocija al saberse reverdecer
y habitarse de rocío.

Al asomarse el sol al horizonte, fabrico una ecuación
entre dormida, una ecuación parafraseada de mis versos
detenidos en instantes tristes, apasionados o simplemente
rindiéndole culto al amor.

Al iluminarse el mar, acaricio mi existencia, una vez más
y me rindo ante él, con las aves que despiertan
junto a mí, para cantarle al día nuevo.

Al abrir mis ojos, agradezco esta jornada que comienza,
porque es una oportunidad más, para llevar en mis manos
la tibieza y la dulzura que se han condensado,
mientras la luna vigilaba mis sueños
y contenidas estaban esperando la luz de la alborada.




Antonietta Valentina
2008

En esta instancia



En que aún despierta estoy, evitando soñar.
En momentos en que me detengo
y se entremezclan tantas cosas,
como este amor que nos fecunda, nos transita y nos vivencia cada día.

Ahora, que cruzo la noche inédita,
sola, donde no estás porque duermes
y yo me encuentro, sola, sin guantes, ni máscaras,
sin sábanas, ni almohadas,
despierta,
sin derecho a complacencia,
auto engaño, o réplica.
Íngrima,
donde soy yo y me acompañan mis pensamientos mundanos.
No hay nada más,
que esta fibra que me habita, esto que soy y tengo.

A esta hora
en que la luna se ha marchado,
los nubarrones declaran la guerra a las estrellas
que tristes huyen y callan la verdad de la noche.


Aquí, en esta instancia,
donde mi pellejo, mis huesos,
mi cal,mi sal,
se juntan mientras duermes y ajeno estás
a estas mixturas.

Mientras duerme mi patria también
e ignora como me arden sus desgracias.
Como me quiebra la diana que habrá de sonar en pocas horas
para que los borregos salgan a votar de nuevo...

Ahora y aquí, dejo, un palomar instalado en la montaña fracturada,
aunque se desborone y caiga,
se derrumbe la vida, la esperanza, la paz, el mañana.

Es en esta instancia, en el ahora, en el aquí y hoy
cuando hay un verso simple que se escapa.
Por si acaso no regresamos, debo dejarlo guindado
en el tablero que hicimos bajo un sauce, los dos
y al que vemos en los sueños y en la verdad del día a día
y en todo el ámbito de la existencia:
"Por amor estamos viviendo, por amor vamos luchando, solo por amor"




Antonietta Valentina
22/11/2008

_________________

La vida



Es un camino de sorpresas y bocados
tragos dulces, también amargos
es festival inolvidable
es un funeral de lágrimas bruñidas

Voy transitando con mi antorcha
encendida luz que me impuse
para cuando cruce túneles, noches cerradas
pueda distinguir las siluetas que me acompañan

Es ocasión de amor y magia
es un mar de soledades mixtas
es un trasnochado borracho empedernido
un indigente que ya no pide, solo espera
la desfachatez de la usura en derredor

La vida es un circo inconcluso, verde carpa
de risas y tragedias enmohecidas
entre payasos y equilibristas
entre cuerdas flojas y fanfarrias
piruetas y mentiras, verdades y miserias

Es una ventana asomada en el tiempo
escaso ladrón que no avisa el final
es una mirada continua de auroras y ocasos
es mariposa colorida que pronto se marchita

La vida sí, la vida es bella
desde el cristal de mis sueños y silencios
desde la pasión que me agita
aunque parezca un vendaval de mortificaciones
o una maraña de paisajes que van apareciendo abruptamente
desde este tren apurado, de incansable recorrido
en dirección al norte

para cuando llegue a la estación final
solo he de llevarme lo bailado, lo aprendido
y todo el amor que he entregado y recogido en su transcurso
dejaré en un baúl todas las tristezas almidonadas
! Para qué llevarlas conmigo ! si no hay espacio en el norte
para llevar tanto equipaje



Antonietta Valentina
28/11/2008

martes, febrero 03, 2009

Azul




Azul
cuenta la mar
las penas del marinero

Azul
me elevo entre olas
que azules sueños llevan prendidas

Azul
brisa que susurra
mil y una noches de amor
tu amor, humano amor


Azul
se dicta el tiempo
en su andar sinuoso

Azul
río que recorre el mundo
sin fatiga

Azul
magia en flor recien nacida
una mañana de destierro

Azul
vuelo del pájaro alucinado
de céfiros

Azul
resquicio de mi alma
en celestinos versos

Azul
susurro de mi boca
aprediendo el lenguaje de ábaco
que guardo de reliquia

Azul
azul,hombre que ama la paz

Azul
cielo, techo de mi ciudad perdida

Azul
luna empecinada siempre
dormida en atuendo azul

Azul
fulgor de estrella
en la galaxia perdida

Azul
carisma de montaña
abrazada de nubes inauguradas

Azul
rumor de tarde sin hábito
de angustias


Azul
pareja enredada
(mariposas danzantes de azul encanto)

Azul
poema


Azul
la vida azul...

Antonietta Valentina
Febrero 2009

En Merecure (Haikus)



I

Moja su cuerpo
alegre Garrapatero
en el charquito


II

Un solitario
pajarito índigo
cerca cantando

III

Cantan melodías
en el árbol florecido
Garrapateros


IV

Allá la vaca
y los garrapateros
encima de ella


V

En lejanía
levanta la montaña
tocando el cielo


VI

Silencio, oigo
canto ensordecido
oscuros vuelos


VII

Menea cola
mueve sus alas, canta
!Qué alegre día!


VIII

Rapido vuela
buscando a su hembra
bajo el paují


Enero 2009

jueves, enero 15, 2009

De enero




Enero I

Alimento para el vuelo de los pájaros
Mis ojos elevados
desde el valle a la montaña
(refugio de aves migratorias)
La mirada vítrea se embeleza
Agradece al cielo tanta dicha

Enero II

El cielo está limpio de nubes
Y la brisa es fresca y veraniega
Ni un solo instante es nostalgia
Entre mi pecho y mi garganta


Enero III

Amanece despacito
Y solo tu robas el instante de apertura
Son mis ojos la brújula que orienta tu nombre


Enero IV

Fresco el temblor de mis sueños a tu lado,
Y dejadas atrás las mortificaciones
Nos hacemos mañana despacio, despacito…
Que no se den cuenta los años
Que estamos aún enamorados


Enero 2009

lunes, enero 12, 2009

Instante





Y nos coronábamos con trenzados azahares
A la luz esmerilada de creciente luna
Y nos sonreía el mar segundo a segundo
Y nos mojaba de su paz repetitiva

Nos sonreía hasta el mendigo
Que debajo del farol se extasiaba en nosotros
En el contacto quieto y tenue de nuestros ojos
Esos de miel que me emborrachan
Estos de esperanzas que subyacen en ti

Era la sobriedad calzada de motivos
Y se mecían palmeras al compás de un mañana
En el velo de la noche antes de las doce
En la cosecha pura de nuestros nombres

Era la paz contigua del nacimiento de un ciclo
Era la de siempre entretejida en nuestras manos
Era un instante ínfimo que paralizaba al tiempo
Enmarañado en nuestro amor…




Antonietta Valentina
30/12/08

Ojos Miel.



Te amo en la paz que me otorgas
Como fiel recompensa de tenerme

Te amo en el afán cotidiano que me seca por ratos
Y espanta mi inspiración de decirte en versos
De este amor fecundo

Te amo en la noche blanquecina
Cuando a veces ignoro que me están amando tus ojos de miel
Y tu mirada serena se posa en mis sueños

En mi cuerpo tendido, en mí, apasionadamente…

Te amo en la luna de abril a marzo
En las mañanitas frías
En una taza de café plena de besos
En el bendito calor que poseen tus manos

Te amo en mis ratos de niña, cuando escarbo tus sueños
Esperando encontrar tu corazón de alelíes
Te amo en la madurez de rosa
Que transito a tu lado

Te amo aún en las cuencas de mis manos
En los diluvios de mis ojos, en mis cavidades
En la música que recompone mi alma
O en la ronda de tu voz
En un beso de frutillas silvestres debajo de un árbol
En el aroma del naranjo que nos atrapa

Te amo en primavera eterna, en el verano inclemente
En los días de lluvia y en este rincón que nos abriga
Cuando el cielo llora o las luces se apagan

Te amo en plenilunio o simplemente te amo
“ojos miel” en cualquier instancia
De esta existencia mía,
simplemente
te amo…


Antonietta Valentina
25 de diciembre de 2008