domingo, mayo 22, 2011

Bésame el Mar


Vuela pluma sobre el mar
como gaviota que presume libertad
y en su travesía se asoma en un rasante
a la península de cocoteros dorados
y sueños de alcatraz …
Vuela , por los espacios en blanco
en el santuario salino donde suspirar
es proclamarse en los versos de paz.
Vuela pluma,
como ave que enamorada se desplaza,,
rostro de viento y mar…
rostro de creador, en un vaivén de poemas
como olas, como besos, como espumas,
como mar…
Azul, azul estancia, azul la lira
azules alas izadas así, suspirando.
Flor del océano, rosa salina, concha marina
entre ocasos y amaneceres mece la musa.
Caribeña piel dorada, niño de las mareas,
dueño de las resacas y las profundidades,
besa mi vuelo, besa el silencio
bésame el mar…

Antonieta Valentina
2011

Para no llorar mi mar

Para no llorar
en mis tardes de silencios
imagino mi Caribe milenario
con sus olas de plata
y azules crestas, rozando limpio
las extensas orillas.
Para no morirme en el intento
sueño libre el mar
pulcro y pleno de todas sus especies.
Para entregarle mi vibra dulce
lo acaricio en un canto silencioso,
como nana del alma
y de mentiras me entretengo.
Para mi mar mirar sin llanto
lo imagino pleno de luna, absorto de ocasos.
Lo imagino añil, para no mirarlo negro.
Lo oigo rumoroso, para no morir en su holocausto de lamentos…
Para no rabiar y maldecir
me entrego a él en la distancia
que lo separa de mí y lo llevo dentro,
como flor marina o como ave que cruza
volando firme, atravesando sus silencios…
Y vuelo mar, y beso mar y sueño mar
Mi mar eterno…

Antonieta Valentina
2011

martes, marzo 08, 2011

Tiene nombre de mujer



Por eso es hogar y nido,

en su vientre lleva la vida,

en su seno la savia que alimenta.

Tiene en sus cabellos el aroma del mar

su tesón va más allá de las tormentas,

vence y luego proporciona la calma a sus hijos.

Tiene formas de mujer en su empeño y en su batalla.

En su giro acertado lleva el amor como estandarte.

Conoce la libertad de las aves,

la sapiencia de las mariposas.

La dulzura de sus manos-flores, es panacea al dolor

al desabrigo.

La delicadeza de sus ojos-viento, es verdad y vigilancia,

la magnanimidad de su trabajo-siembra, es luz y vida.

Como la montaña, es su regazo protector

y cauteloso guadián.

Lleva el nombre de la fémina en su giro

en su traslación, en su razón, en su milenaria estructura.

Incansable se renueva en cada amanecer.

Ella es nave, es mi dulce y valiente madre:

Tierra...



Dedicado a la mujer y a la madre Tierra.


Antonietta Valentina
8 de marzo de 2011

lunes, marzo 07, 2011

Danza de los Árboles o llanto? (contraposición)


Danza de los Árboles o llanto? (contraposición)
Dedicado a Marusa. Por su amable comentario a mi poema " Danza de los Árboles", me induce a imaginar y decir lo que no debe ocurrir.






Imagina como se mecen al ritmo del viento pulcro.
Gozan, se extasian, brillan y sus flores se abren,
dando paso al fruto que ansío.
Bailan porque en su seno anidan aves
crecerán, volarán, bailarán
en alegre ritmo.
Aves que migran a otros árboles, quizás...
Oh si, quizás, cenizas
carbones...
Pedazos irrecuperables,
de lo que otrora fue amor...
Cadáveres...
No hay danza, hay llanto de aves,
llanto de mariposas.
El rocío no tiene lugar donde humedecer,
dejarse y ser.
Sofoca el paisaje y la muerte es una danza
tenebrosa.
Campanadas de cortejo fúnebre se elevan.
Y lloro, lloras ,llora, lloramos, llorais, lloran...
y tal vez alguno goza, el fin...

Antonietta Valentina
2011

sábado, marzo 05, 2011

Danza de los Árboles



Danza de los árboles


Puedes verlos danzar?
Se toman de la mano,
sutiles mueven sus cuerpos
al ritmo único del viento.
Rostros al sol, dibujados de verde
esperanza mía...
Mansos como aves ancladas en sedienta tierra.
Sólo el viento los mece,
el puro y blanco cristal de rocío los moja madrugando.
Y yo recojo la cosecha de los sueños más vivos,
los secretos más dulces,
la paz dibujándose al ritmo de la danza de los árboles
en un zumbido de violines magistrales,
como el Walz de las flores...
Tal cual de brillantes
tan sublimes y naturales
como caricias en el éter...

Antonietta Valentina
2011

lunes, febrero 28, 2011

Un secreto compartido entre un ángel y yo




Tan frágil.
Un hilito de luz entre las sombras de su vientre,
escondido aferra su mínima expresión de vida,
sin ni saber siquiera, que fuerza lo mece y lo acaricia.
! Sí, si lo sabe! es la fuerza pura
la del amor absoluto.
Y se acuna ingenuo y crecerá.
Hay quien lo añora,
así son las cosas de Dios.
Donde Él se encuentra, comienza la vida,
todo esto de ser o no ser,
de llegar en el momento de los ángeles.
Lo estoy meciendo entre mis sueños
y sueño con ellos su esperanza callada y serena.
Mis brazos que de amor , de purito amor están erizados
en el más humilde y silencioso acto de espera.
Será en la novena Luna que su rostro rosa
se dejará a la luz...
Me lo contó un ente maravilloso
que pasea por el cielo
con su atuendo de alas y aromas nuevos
y de vez en cuando escapa para dejar la esperanza
oliendo a vida.
Y se llenarán las flores de rocío en el momento sublime.

Antonietta Valentina
28 de febrero de 2011

miércoles, febrero 23, 2011

Desde el cenit, hasta el descenso de la luna ...





Y fue anoche
que bebí de tus labios
los versos seductores de tu boca sedienta.
Y fue el momento sublime
en que ardí en tus labios de fuego
y en tus muslos recorrí senderos nuevos.
Y bebí de tu savia dulcificada
tan dulce como el cielo.
Como néctar de los ángeles
te bebí etéreo, mío.
Y fue ayer que entre ola y ola de deseo
hicimos carne y sudor, realidades
y fluidos de amor.
Refulgentes nos hicimos pronombre posesivo.
Incipientes, nos hicimos verbo y nos conjugamos.
Abrazados nos hicimos de adjetivos...
y poseímos el mar, con sus oleadas insondables
el cielo, con su lejanía palpitante
el universo, con su interminable apogeo.
Entre las sombras de anoche
fuimos luz, carne y estallido placentero
desde el cenit, hasta el descenso de la luna
en su trayecto.

Antonietta Valentina
2011

martes, febrero 15, 2011

De Febrero II


De Febrero II

A ver si tomo pausa
y en un respiro, profundo
atrapo en mis puños
todas las bendiciones juntas.
Esta vida, mi gran tesoro.
Pausadamente, sin que se escape
ni la milésima de dicha
que me fue entregada en sobre blanco.
Esta vida, ésta la que tengo aquí,
conmigo...
Y su plenitud, junto a todo lo natural
que me rodea
y los seres que me aman y amo...
en un respiro, en un soplo
en una canción...
Todo lo que tengo se llama amor.


Antonietta Valentina
15 de febrero de 2011.

De Febrero



A vuela pluma
sin que el pulso tiemble
en la lozanía incorrupta de la noche
que recién nace.
Se dejan entre suspirar los versos.
Esta jornada sedosa
acaba ya.
Se sabe conclusa
vehemente
terminada con supremacía.
Yo adormezco entre versos y tus besos.
En la ternura inmediata de un soplo
entre mis labios.

Antonietta Valentina
2011

De Febrero I


Si quisiera escribir un poema
tal vez se perdería mi pluma
o la musa me olvidara.
Pero no quiero ni un verso hoy
sólo los besos que llegarán después
de media noche...
Entonces se empeñan los versos
inéditos y sonámbulos en salir al vuelo
añoran ser fragmentos al menos
y quedarse retumbando.
Entonces
bailan, me toman de la mano
y rodean mi camino en esta noche.
Clara noche en que luna me visita rozagante
en el cenit de su andadura,
esperando mi vuelo de añil
o de surcos púpura
para hacerme compañía.
No titubeo y escribo un poema pequeño
desde las faldas pátina de un febrero
en la oquedad de una espera
hasta la plenitud de una urgencia complacida.

Antonietta Valentina
2011


sábado, enero 29, 2011

Me gusta cuando callas


Me gusta cuando callas


“Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.”
(Pablo neruda)
.

“Me gusta cuando callas”
Es un título hermoso
para empezar un poema


Me gusta cuando callas

Porque tu silencio acompaña esta sequedad de voz
y el sentimiento crece en el resguardo
de esa compañía
certera
y profunda
Me gusta
cuando te abandonas en mí
y permites que fluyan nuestros pensamientos
al compás inversosímil de la lluvia
Me gusta cuando callas
porque arropas en tu mudez
este avizorar minutos
(ladrones arrepentidos
pagando condena)
y convertirlos en años y campanadas
Me gusta este nítido crepúsculo
de promesas implícitas
Y al buen entendedor
que me convierto
basta el roce de tus manos
la dulce nitidez de tu mirada
el fresco aroma de tus sueños
para viajar en un instante pleno de magia
y recomponer los trazos rotos
de cualquier ayer

Antonietta Valentina
Enero 2011

Remember -ando


Aquí en esta cavidad ósea
donde mis pensamientos se gestan
donde los recuerdos van pasando como una película
Aquí donde tengo el mundo y más
a mi merced
a veces
que es casi siempre
aparecen de nuevo lugares
Lugares esperando mi regreso
Paisajes que han atestiguado
este amor en plural
y en todos los tiempos verbales conjugado
Pisadas que han dejado huella indeleble
Recorridos complacidos y admirados
Nostalgia que se agolpa y se sueña
Y es que volar de cierto o recordando
es un viaje interminable de caricias para el alma...

Antonietta Valentina
Enero 2011

martes, enero 25, 2011

Allá, donde la mirada azul




Allá, mar
donde tus ansias anidan golondrinas
Allá donde se pierden las olas
y la espuma se recicla
donde el rumor se silencia
y sólo canta el viento
Melodioso punto de inflexión
donde retorna la mirada azul
tan diáfana y cristalina
Donde se dividen las aguas
y los pensamientos se bifurcan
difuminando los prismas
cuando levanta el alba
Allá, sólo allá
donde soy un pedazo de horizonte
y el marinero que hay dentro
contempla el comienzo
(un grano y una gota)
hasta la magnanimidad
oceánica
Es sólo un sueño
más allá de mi espacio
de verdes colinas
y estructuras de concreto
Es la imaginación desenfrenada
y un poco de libertad
que me concedo

Antonietta valentina
enero 2011

lunes, enero 24, 2011

A modo mío




No me rebusques la palabra
para decir los versos que se gestan
En la próxima agonía del crepúsculo
vendré con lienzo y pluma
y en la orfandad del silencio
dejaré escritas las penumbras
A modo mío, con mis maneras
en mi lengua renovada o extinta
como sea el dictado del alma
esta que me habita o habito
Y no será la soledad
una tonada mañanera
será una danza de lobo estepario
sin puntos ni comas
cruzando la noche hasta extinguirse
en los umbrales de la luz

Antonietta Valentina
Enero 2011

sábado, enero 22, 2011

Enero I





De esta paz que abriga el alma
como manto de nubes
mis pensamientos ermitaños se pintan de blanco
mis suspiros son deseos que añoran salir como palomas
y bañarse de sol y luna
enamorada de momentos de reflexión
de instantes simples y sutiles
busco la brisa para acompañarme cuando ajena soy
busco las estrellas para conversar en mis monólogos nocturnos
en mis silencios, respuestas que no tienen palabras
tienen sólo un mar de imágenes que vienen y van
busco en los dinteles de mi conciencia la luz
la esencia del ser, la ambiguedad del cielo
la similitud de los siete mares y la prontitud del tiempo
busco en mí los versos que jamás fueron
y dejo que mis manos los escriban de azul
en todas las gamas, en todos los prismas
y encuentro, me encuentro y me reencuentro
enamorada soy de esa búsqueda más allá
de lo inmediato, más allá de mi nariz,
más allá de mis hombros
o mis zapatos
más allá de lo áspero o lo suave
de lo agrio o lo dulce
de lo finito o eterno
más allá del puño de mis manos
más allá de todo
de la palabra o la seña
del llanto o la sonrisa
de la luz o la sombra
estos silencios me enamoran
porque igual que subo, bajo
entro o salgo
y soy, soy el ser, mi ser
que no se duerme y no se extingue
busca y no es vana búsqueda
! es libertad !

Antonietta Valentina
Enero 2011

Imaginándonos, sueño.




Y caminar juntos
en esta misma brisa de ser
estrechar brazos y vocablos
en este mismo campo minado
de mágicas flores y perfumes

Para nadar juntos
en estas mismas aguas sinuosas
en el embate de los sueños
en el refugio de caracolas
y arrecifes emblemáticos

para volar juntos
y rasgarnos en nubes de terciopelo y pan
cruzando los espacios gentiles
y difuminarnos en mañanas

para en un lienzo en blanco y negro
recomponer nos y renacer nos
más allá de este aquí
de este entonces
y luego pintarnos
con todos los colores posibles

allá
donde aves irían a enamorar
donde los amaneceres sonarían profusos
distintos, magnánimes, fulgurantes
y los ocasos se dormirían
con el mar al horizonte
cual gaviotas eternizadas en magenta

para hacer un manto de remanso, juntos
quienes persigamos el mismo afán libertario…

eternas las caricias y las solvencias
máximas visas sin fronteras
y el reloj, obsoleto y desaparecido


sintonía, sinfonía entre imaginación
y ensueño
vehemencia y demencia
para extender las alas rumbo al paraíso
y soñando en vuelo añil
planear sobre motas que después serán
lluvia y neviscas
cargadas de paz y dulzura
eternas...


Antonietta Valentina
21 de junio de 2010

lunes, enero 17, 2011

Abuela Grillo

Este video habla por sí sólo, acerca del egoismo y la ambición, por encima de los valores y el respeto por nuestra Madre Naturaleza....

martes, enero 11, 2011

A tu lado, Madre (Dedicado a nuestra Madre Tierra)

A tu lado, Madre







Urge oración y acción, Madre.
Que aún erguida estás, Madre.
Mutilada y flagelada,
aún vuelas cual mariposa reina de todos los cielos.
Hermosa estampa eres, preciosa estrella.
Es en tu vientre donde la vida comienza.
Y silenciosa continúas el camino
de azul y verdes motivos.
Primigenia voz que anuncia amor en todos los tonos,
amor de mágicos colores,
amor de todas las especies,
amor desde el comienzo
hasta el infinito universal.
Y no estás sóla, yo estoy contigo, Madre.
En ti, en tu precioso y acalorado vientre de espumas
y mareas malvas...contigo estoy y permanezco, Madre.
OH ¡ Madre que giras como ave celestial.
Madre, que albergas todas las vidas, todas desde siempre.
Verde cintura de reina salvaje,
placida nervatura de aguas y ensenadas.
Pliegues y relives de dulces moradas.
A tu lado estoy como flor o piedra,
a tu lado como laguna o fronda de árboles mansos,
Madre, dulce madre, paciente criatura universal.
Me nace este amor fresquito como tu piel de verdes motivos.
Me nacen raices en los pies y lirios en las manos,
mariposas en los ojos y trinos me desvelan al pensarte, asi
de puro amor, al saberme parte de tu mágica esencia...

Antonietta Valentina
En el onceavo día del año 2011

lunes, enero 03, 2011

Algunos días de extrañeza


(En la voz de Ellen Lackner Argentina)

Pasan tantos pensamientos
se agolpan, se atropellan entre sí.
Difícil es a veces mirar al sol
cuando se diluye con el mar o la montaña
en esas tardes mustias.
Difícil es a veces ver la luna
cuando sonriente abraza la noche
y la noche martilla el alma.

Hay días sin retorno
días cansados y mejores de olvidar.
A veces ni la lluvia se presenta
estrangula porque la sequía
es peor, araña la garganta.
Desfilan inútiles palabras
y no salen, se enquistan.

A veces palabras matan
algunas veces reviven
y entre un extremo a otro
vamos debatiendo entre
vida o muerte.

Y el silencio, el silencio
es imperiosa necesidad
cuando ya decir no basta
mirar no es nada, oír
ametralla y tantos sufren
tantos, tantos...

Antonietta valentina
23/06/2009