viernes, enero 18, 2008

Mientras sueñas



No me cansaré de mirar la luna descalza
de arropar al amor porque hace frío afuera

no me cansaré de mirarte dormir
(rostro de seda)


seguiré esta ruta de trazos de miel
continuaré cebando el espacio
de juncos y almendros
trepando por entre los árboles
para llegar más rápido al cielo
(nuestro cielo)

rostro de seda, mío cuando duermes
mío en tus sueños de Ulises

yo, (Penélope) sosegadamente
espero por ti, en este inerte
espacio donde a veces el tiempo
araña la existencia

4 comentarios:

  1. Bien...excelente poema.
    ¡Que no se canse la musa ni la mano de la poet@ para que siga escribiendo tanta belleza de letras.

    Un beso

    María Elena Ponce

    ResponderEliminar
  2. Me hundo en el fondo bello de tu letras
    y encuentro tu alma florecida
    recorro el abismo y te detecto feliz de haberte hayado.

    Simpleza infinita que nos une
    que nos llama y nos confunde.

    Y es que todo nos mueve al mismo espíritu
    donde el tiempo nos envuelve,
    nos amarra y estremece.

    Un beso para tu alma.

    ResponderEliminar
  3. Cada día escribes mejor, y extraño nuestras conversaciones.

    Álvaro

    ResponderEliminar

Deja tu huella