jueves, junio 18, 2009

Refrescamiento




Para refrescarme del espeso hastío
que produce la anarquía y la ignominia
me orillo en mí y en silencio, tomo
un grafito y un pedazo de hoja otoñal
y dibujo en geroglíficos mi paz...
Puedo compartirla con el buen entendedor
de mi lenguaje de aguas desgasadas
y entregar lo que guardo en mis puños
el amor amasado y macerado
porque nunca dejo círculos abiertos.

Antonietta Valentina
2009

Es fácil (impronta a Álvaro Ancona)


Es fácil
imaginar la belleza bordeada en tus pensamientos
es fácil saber que el mar se queda en la piel
y puede saborearse

Es muy fácil
que después del amor se icen banderas de paz
en amaneceres detenidos por las sonrisas de la luna
que rebelde no se despide

Es fácil comprender
que el tiempo, la distancia
son inventos y escapar de ellos
es tan fácil como lucir cara al viento

Es tan fácil
oír el susurro del mar
cantándote al oído
el vaivén de los sueños
el guiño detenido en tus ojos
la pregunta hecha en destiempo

Es facilito imaginar
el verde de las esmeraldas que miran
con la picardía rondando y radiante
brillo fugaz, alma de esperanza

Todo es fácil dentro de nosotros
porque somos poesía entre anochecer y amanecer
o en el cénit del día.

Antonietta Valentina
2009

Aromas Primigenios (Glosando a Cesar Lucil)


Profundidad de aromas y visiones y pétalos,
estampida de soles en la clara mañana,
desnudez de canciones en la fuente del beso,
campanario de trigo resonando en la tarde
(Cesar Lucil)


Profundidad de aromas y visiones y pétalos
Emergen desde mi centro de mujer etérea
Acunando mis deseos en fastuosas aguas
Reverdeciendo cada día para trascender

En el tiempo propio de clepsidra enamorada
Estampida de soles en la clara mañana
Seducen la mirada y calientan la piel
Que no tiene sombras ni lunas asidas

Amanece conmigo el aroma de mujer
Perfume de fruta madurada en tu riego
Desnudez de canciones en la fuente del beso
Contacto sublime e intenso tan cierto como el alba

Soy nombre propio y primigenio en tus labios
Soy madre selva de infinitas brisas de trópicos
Soy como el viento que gira y gira hasta encontrarte
Campanario de trigo resonando en la tarde

Antonietta Valentina
2009

domingo, junio 07, 2009

Apágame la lámpara que tengo sueño



Voy a dejarme atrapar de los dulces brazos de Morfeo
para viajar con él en busca de algún sueño.
Asida a su cintura de céfiros y lunas.
Volaremos felices haciendo un mundo nuevo.
Más allá, no hay sombras ni temores.
Hay sinfonías de voces e instrumentos
armonías de todos los colores.
No habitan grises, ni sepias
todo es nuevo y acontece en calma
no hay el lamento silencioso
que se vuelva dureza en los rostros.
Si hay rostros serenos en un festival de amor.
Cómo me gusta mirar el mundo desde allá arriba
sin bombas ni tristezas, sin hambre ni agonías.
Por eso, apágame la lámpara, quiero cerrar mis ojos.
Cansadas ventanas con paisajes de concreto y miseria
de cráteres de luna en guerra y pesadillas.
Déjame dormir serena, inventando mil cruceros
y viajes intergalácticos en brazos de Morfeo…
Tal vez encuentre algún planeta donde cobijarme
y permanecer hasta el fin del mundo
tal vez esté de vuelta mañana
con la sonrisa dulce acariciando mis labios
y la cara perfumada de universo.
Entonces, te haré el amor recién amanecida
como lo hacen los seres que viajan como yo
en busca del sosiego…
Y tendrás como siempre mis besos y caricias
envolviendo tu humanidad hasta el cenit del día…

Antonietta Valentina
2009

Lluvia haikus


I

Tierra mojada
olor madre natura
es la caricia



II

llueve la tarde
llueve en mi ocaso sepia
la noche quieta

III

Calma acaricia
lluvia que viene lejos
tu alma sedienta

IV

Suaves en gotas
caen en mansa tarde
lloviznas de alma



Antonietta Valentina
2006

Como un dardo en pleno pecho (Para Iben Xavier Lorenzana)
Sandra Oviedo/AVA el Vie Jun 05, 2009 12:36 pm


Como un dardo en pleno pecho

Así se han estrellado tus versos
como dardo o bala expansiva
aquí en mi pecho
es que me estrangula la infancia interrumpida
la mirada asesina depositada en criaturas inocentes

La misma bala fría que mata a un niño
en cualquier lugar de mi tierra finita

Aquí caen a diario los niños
los que habitan en los cerros minados de pobreza
que van de regreso de clases
(los que tienen suerte de tener escuela)
Y los que vienen madrugados transitando la noche
vendiendo rosas a enamorados ilusos


Aquí caen también los hijos de los ricos
porque están en la lista de encargos y secuestros
el sicariato se ha encargado de cercenar tantas vidas
es ya rutina y nadie comenta

De la torcedumbre del mundo no escapan los niños
ni aquí, ni allá, ni en la paz, ni en la guerra
son las presas más fáciles para dejar caer la demencia

Sí, son ellos los encargados de cancelar la deudas
en nombre del dios de turno, de gobiernos, hipocresía
ambición, avaricia, maldad, incomunicación...
retorcido mundo nuestro


¡Son ellos siempre ellos los que pagan las cuentas!

Por eso, por el niño que tiene el alma enferma
por el niño de Angola que cae frente a ti
por estos de mi patria que los extinguen
por los del mundo entero, por todos ellos…
Siento un dardo aquí en mi pecho
estrangulándome completa.


Antonietta Valentina
2009